El secreto para desbloquear tu creatividad

5 pasos para tener nuevas combinaciones de ideas.

¿Alguna vez te has preguntado cómo alguien puede crear una idea desde cero? ¿O cómo una persona puede solucionar un problema que jamás nadie había sido capaz de resolver? ¿O quizás cómo puede ser que a ese referente tuyo en el mercado se le ocurrió esa idea tan brillante que hizo a su negocio despegar y triunfar?

La mente del ser humano, por norma general, está mejor diseñada para conectar dos ideas que para crear algo nuevo. Es como crear un dibujo partiendo de una o dos imágenes, o tratar de plasmar en el papel algo que solo está en tu mente de manera difuminada, la diferencia entre ambos suele ser notable.

Por eso a la hora de hablar de la creatividad, siempre nos encontramos con un dilema: “si no creo algo completamente nuevo, ¿significa eso que debería de copiar a otros?” La respuesta es NO, pero esta duda de no saber qué hacer o cómo hacerlo provoca que entremos en un bloqueo creativo, ya sea por intentar forzar a nuestro cerebro a inventarse algo que no ha visto antes, o por que solo se le ocurren ideas de cosas que otros ya han hecho y eso no nos posicionaría como profesionales innovadores sino como uno más del montón.

Y la solución a esta duda de cómo crear, es una simple palabra: CONEXIÓN.

A la hora de crear, no vamos a buscar la invención de cero de nuestra idea, sino la conexión de otras preexistentes que ya conocemos y que, al unirlas, nace algo nuevo y nunca visto antes. Esta conexión no tiene por qué tener un sentido lógico a primera vista para que funcione. Sin ir más lejos, dicen que Mozart componía utilizando una mesa de billar, lanzando la bola de manera aleatoria con una mano y, enfocándose en la trayectoria de la bola con su mente consciente, su mente inconsciente imaginaba las notas. No hay una metodología de qué tipos de ideas o tareas suelen congeniar y crear otra nueva, única y maravillosa, sino que debes de encontrar los métodos que funcionan para ti y que promueven que este proceso tenga sentido exclusivamente para ti.

Mis mejores ideas nacen en la ducha, limpiando, hablando sobre cualquier cosa o cuando estoy en la cama intentando dormir. Porque el verdadero secreto es que si quieres crear algo nuevo, lo que tienes que hacer es leer, mirar, oír y conectar.

Pero si actualmente te encuentras ante un bloqueo de tu proceso creativo, voy a contarte los cinco pasos que debes seguir para salir de él y convertirte en la reina de la creatividad e innovación.

PASO 1: Recopila información y reúne material.

La creación es, en realidad, una consecuencia inevitable de los estímulos que recibimos diariamente. Si te metieras en una habitación oscura durante semanas, quizás tendrías alguna que otra idea, pero te aseguro que tu capacidad creativa se vería altamente mermada. Por eso lo primero que tienes que hacer para avivar tu creatividad es empaparte de la de otros.

Reunir material y recopilar información es el paso más ignorado e irónicamente el más indispensable de todo este proceso. Esta parte de investigación te ayudará a asentar las bases de qué es lo que quieres ofrecer, qué no, y cómo te gustaría presentarlo al mundo.

Para ello puedes hacer cualquiera (o más bien todas) de estas acciones:

  • Inscríbete en las newsletters de tus referentes del mercado
  • Crea una carpeta en tu Drive con los contenidos que te han gustado
  • Ten un blog de notas siempre a mano
  • Lee y apunta lo que más te haya gustado y cualquier idea, por tonta que parezca
  • Presta atención a las noticias actuales, para hablar de algún tema relevante en tu comunicación
  • Sigue a expertos. ¿Qué están haciendo ellos y que están comunicando?
  • Lee los libros de tu “Competencia”

Una vez tienes todo este material bruto sobre la temática en la que quieres trabajar, puedes pasar a un proceso de digestión mental en el que los conocimientos empiezan a asentarse.

Como hemos dicho, si tu contexto está ausente de información, tu mente no está en el mindset apropiado para crear absolutamente nada. Debes rodearte de toda la materia acerca del tema sobre el que quieres trabajar para así permitir a tu cerebro ordenar y digerir todos esos conceptos de manera paulatina y pausada pero efectiva.

PASO 2. Brainstorming

Todas tus ideas no van a ser buenas, de hecho, casi ninguna lo será. Eso es lo primero que tienes que asumir si quieres salir de tu bloqueo. Pero no temas, porque las malas ideas están muy lejos de ser inútiles. De hecho, las malas ideas son las que te acercarán un poco más cada día a esa creación que estabas buscando.

Los mayores expertos en invención y creatividad aseguran que todos los días deberías de tener al menos una idea (de hecho, recomiendan tener SEIS IDEAS DIARIAS) y anotarla en un cuaderno. La mayoría de ellas no te servirá para mucho, pero este ejercicio te ayudará a ejercitar el cerebro y acostumbrarle a ir en busca de novedades y conectando ideas diferentes para generar otras nuevas.

Cuanto más acostumbrada estés a conectar ideas y a pensar en formas diferentes de hacer las cosas, más sencillo te resultará y antes llegarás a la gran idea que esperas.

PASO 3. Dejar de pensar

Cuando le digo a mis clientas “ponte a hacer otra cosa durante un par de horas”, ellas me miran extrañadas y tras ese tiempo, me dicen que sí, que habían dejado de trabajar, pero se pasaron todo el rato preocupadas por no haber seguido dándole vueltas a la idea. De esta manera es imposible permitir a nuestra mente ver el problema con perspectiva porque seguimos a la misma distancia y nos mantiene estancadas en el bloqueo.

Si no tienes ninguna idea clara, no te preocupes, porque este es el momento para hacer como Sherlock Holmes: vas dejar tu caso medio abierto y a desconectar, pero desconectar de verdad. Escucha música, mira una peli, pasea por el campo… lo que quieras.

¡LA IDEA APARECERÁ DE LA NADA!

Tu idea aparecerá cuando menos te lo esperes precisamente porque dejaste de buscarla y le diste espacio a tu cerebro a procesar la información.

PASO 4. ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

La investigadora, escritora y socióloga Brené Brown, hizo una simple pregunta: “Si pudieras elegir las tres cosas que más te aterran y tuvieras la certeza de que nadie en el mundo va a decirlas sobre ti o tu proyecto… ¿qué harías?”

La mayoría de emprendedoras con las que he trabajado tenían el miedo a ser un fraude y a que alguien les dijera que ni ellas ni su proyecto son los suficientemente buenos. Otras, en esta era de redes sociales y llena de influencers que proyectan en sus stories y posts un cuerpo perfecto y una vida perfecta, temían mostrarse en frente a la cámara y recibir comentarios negativos acerca de su aspecto físico.

Pero, ¿y si puedas controlar que nadie pudiera decir ninguna de esas cosas que tanto temes? ¿Lo harías? Esa es la pregunta que realmente tienes que hacerte si quieres poner a prueba tu negocio o idea, porque si tu respuesta es sí, solo tienes que aunar todo el valor del que dispongas, y, como dice Brené, “lanzarte a la arena del Coliseo”.

PASO 5. Pasa tu idea a la realidad

Las ideas que solo están en tu mente no son más que sueños que no pretendes cumplir. Así de claro. Y nosotras lo que estamos buscando es todo lo contrario: convertir las ideas en objetivos plausibles y marcados.

Has llegado hasta aquí y ahora es el momento de mayor vulnerabilidad, porque es la hora de mostrar tu idea al mundo. No te la guardes, cuéntasela a algunas personas que sean lo más objetivas y críticas posibles. Y, sobre todo, disfruta el proceso aunque en un principio te resulte imposible. Observa cómo te aceleras y brillas cada vez más conforme cuentas tu idea, y mira cómo tu ilusión es capaz de estimular a otras personas y hacerlas brillar a su vez.

Asegúrate de que al comunicar tu idea lo haces de una forma simple y clara, tal y como te expliqué en mi artículo sobre las 10 reglas para crear tu BIG IDEA. Esta se trata de una idea que instantáneamente es comprendida como importante, excitante, tiene un beneficio y lleva a una conclusión inevitable. Una conclusión que se convierte en una herramienta para vender y monetizar tu talento.

Crear es un proceso enriquecedor para tu vida y para tu negocio, y tengo que contarte un secreto: si quieres prosperar con tu proyecto, esto es algo que nunca dejarás de hacer. Pero no te apures, porque todavía hay esperanza. Aunque quizás ahora te parezca un mundo y sientas que la necesidad de crear nuevas ideas constantemente es sencillamente imposible, te puedo asegurar que si sigues estos cinco pasos acerca de cómo ser creativo, cada vez te resultará más y más sencillo conectar unas ideas con otras y tu preocupación no será que no sabes qué crear, ¡sino que te falta tiempo para llevar a cabo todas tus ideas!

También te puede interesar: