Cómo lograr que los clientes paguen un alto precio por tus productos

Como lograr que los clientes paguen un alto precio por tus productos

La meta de todo emprendedor, o dueño de negocio, es conseguir muchas ventas, pero además de vender, también espera que los clientes paguen un alto precio por sus productos, de modo que les deje un buen margen de ganancia.

¿Cuántos han tenido a un cliente que regatea el precio? La mayoría dirá “yo”. Tú no escuchas a nadie pidiendo rebaja o regateando un precio en una tienda o en un supermercado, ¿o sí? Piensa en esto cuando alguien te pregunte ¿es lo mínimo? Solo tengo x cantidad de dinero. Si lo quiere, pagará lo que vale.

¿Cuántos han cedido para conservar un cliente, al precio que sea? De nuevo, muchos dirán “yo”. ¿Y después qué? Te sientes mal porque no le estás dando el valor que tu trabajo merece. Por eso, quiero darte algunos consejos para evitar que pasen por encima de ti y consigas que tus clientes paguen más que el precio justo.

Si tú no le das valor a tu producto, el cliente tampoco lo hará.

Cuatro maneras de lograr que los clientes paguen un alto precio por tus productos

#1 Céntrate en cómo tu producto hará sentir al cliente

La mayoría de las compras que hacen las personas responden a las emociones.

Para conseguir que los clientes paguen un alto precio por tu producto, debes realzar las características que lo hacen valioso, aportando beneficios. Si tu producto es shampoo para damas, por ejemplo, cuéntales de sus bondades. “Controla la caída del cabello”, “Cabello sedoso y brillante”, “Previene la caspa”. Entre más apegada a sus necesidades, más estarán dispuestas a pagar por tu producto. Pero, ojo, asegúrate de que eso que ofreces sea cierto. Si tu producto no cumple con lo que ofreces, perderás más de lo que podrás ganar.

#2 Haz una oferta interesante 

Posicionar tu producto es uno de los primeros pasos para lograr que la gente lo vea y diga “es bueno, vale la pena pagar el precio”. Un ejemplo de esto es este tipo de ofertas: “Por la compra de un producto, paga la mitad por el segundo”. Muchos negocios optan por ofrecer el primer mes gratis o un 2×1 como estrategia de enganche. Una vez que los clientes prueben la calidad del servicio o producto, estarán dispuestos a pagar lo que valga.

#3 Dale a tu producto el valor que merece

Te enfrentas a un cliente difícil, te dice que no puede pagar por el valor de tu producto o servicio, pero sí puede, solo está regateando. Mucha gente acostumbra a pedir rebaja y a salirse con la suya. No cedas.

No sacrifiques tus ganancias por conseguir ventas, haz que tu producto sea tan bueno que los clientes estén dispuestos a pagar su valor real.

Que el precio de tu producto no lo determine su costo sino su valor.

#4 Da a conocer tu producto 

Piensa en ti como consumidor. ¿Qué te hace elegir una marca? ¿Prefieres calidad o precios bajos? Yo, particularmente, elijo la calidad sobre el precio.

Invierte en una buena campaña de marketing, con las estrategias adecuadas para que tu producto sea reconocido, que se posicione y genere valor. Las grandes marcas pasaron por un largo proceso de consolidación que los llevó al puesto que ocupan hoy en día. El camino al éxito no es una carrera de velocidad sino de decisiones acertadas.  

Ten seguridad en lo que ofreces, apunta a la calidad y posiciona tu producto en el mercado. No puedes esperar que los clientes paguen un alto precio por un producto que nunca han usado si pueden pagar lo mismo, o menos, por uno conocido.

Si quieres posicionarte como referente en tu sector en tiempo récord y conseguir clientes que estén dispuesto a pagar tu verdadero valor, te invito a realizar esta masterclass gratuita, muchas emprendedoras están consiguiendo los resultados que tú también te mereces. 

También te puede interesar: