7 Consejos para equilibrar el trabajo y la familia cuando eres emprendedora

Cómo equilibrar trabajo y familia cuando eres emprendedora

Equilibrar trabajo y familia cuando eres emprendedora, es muchas veces una ardua tarea, porque tendemos a enfocarnos en una y podemos terminar descuidando la otra; pero, hay formas de lograr un equilibrio que nos haga sentir felices y más conformes con la situación.

¿Cuál es la realidad? ¿Por qué se vuelve una lucha diaria equilibrar trabajo y familia cuando eres emprendedora?

Cuando afirmo que existe una lucha, no quiero decir que alguna de las dos facetas la realicemos sin motivación o por obligación, al contrario, “es luchar”, porque queremos ser buenas y exitosas en todo lo que hacemos, deseamos que nuestra familia sea feliz y también pretendemos ser plenas ayudando a los demás con nuestro emprendimiento, con nuestros cursos, mentorías o talleres… y es evidente, que de donde sea sacamos fuerzas para seguir adelante.

Existen acciones que podemos hacer para equilibrar trabajo y familia cuando eres emprendedora, aquí te las describo:

¿Cómo equilibrar trabajo y familia cuando eres emprendedora?

#1 Fomenta una buena comunicación

Cuando decidimos emprender, necesitamos el apoyo de nuestra familia porque estar bien en nuestro hogar, eso nos da la oportunidad de ser más felices y estar concentrada en nuestras actividades que nos exige el emprendimiento.

Somos seres emocionales, si estamos mal en casa, hay una alta probabilidad de llevar esa energía hacia el trabajo y viceversa. Pero, con una buena comunicación podemos expresar como nos sentimos, y buscar que las bases del apoyo mutuo se fortalezcan.

Dile a tu pareja o esposo lo que te ocurrió en el día y escúchalo a él también para que vean todo en perspectiva y se sientan mucho mejor. Así, se entenderán entre ambos las ausencias, y en los momentos de estrés y exceso de trabajo habrá mayor comprensión.

#2 Resuelve – Programa – Coloca un horario

No permitas que tareas que no requieren mucha atención se te acumulen, porque al final de semana eso se volverá un problema grande.

Utiliza herramientas que te ayuden a programar posts o emails que se pueda enviar en cualquier día de la semana. Automatiza cualquier proceso que sea necesario.

Cuando realices la programación de la semana, haz primero lo más difícil y engorroso; y luego ve por las tareas pequeñas, pero insisto, no dejes que se te acumulen.

Coloca y cumple con un horario de trabajo, puede que tu emprendimiento lo lleves desde la comodidad de tu hogar, pero debes aprender a separar las horas laborales con los tiempos de estar en familia. Así, te creas un hábito y no te expones al agotamiento extremo.

#3 Delega tareas – Contrata a profesionales

Consigue personas de confianza que sean eficientes, capaces de tomar decisiones y que te ayuden a resolver problemas, así equilibrar trabajo y familia cuando eres emprendedora, será más fácil, porque ellos se encargarán de que todo siga su curso cuando tú estés compartiendo con los seres que amas.

Pero también puedes contratar a una mentora que te ayude a lograr el éxito más rápido, que evite que pierdas el tiempo y te enseñe a ser más diligente y capaz en tu emprendimiento.

En ambos casos tu familia te lo agradecerá.

#4 Aléjate de todo lo que te robe tu tiempo

¿Sabes cuantas horas a la semana pierdes viendo las redes sociales entre memes y vídeos que no aportan nada positivo para tu emprendiendo? Sí, es cierto, necesitas relajarte y conectar con otras personas, pero piensa en esta situación:

Estás por compartir un post de tu marca personal y te conectas en Instagram, luego de cuarenta minutos aun no has compartido el post y solo estás perdiendo el tiempo deslizando noticias en tu TL, ¿ves? Nos distraemos con una facilidad increíble, y no nos damos cuenta, debes ser más cuidadosa cuando estás navegando en Internet, la distracción está a un solo clic de distancia.

#5 Respeta tus días de descanso

Los días de descanso no deben ser “días de premio”; no, tus días y horas de descanso deben ser sagradas, un cuerpo cansado es menos productivo, es más propenso al mal humor y a las enfermedades virales.

Recuerda que en tu emprendimiento eres la que tiene toda la responsabilidad de que funcione, si no cuidas de ti misma, podría decirse que tampoco estás cuidando tu emprendimiento.

#6 Celebra tus metas con los seres que amas

Si en el punto uno describí que hay que tener buena comunicación para los días difíciles o estresantes, también debes enfocarte en celebrar tus logros e involucrar a tu familia.

Hay muchas formas de esparcir tu felicidad con los tuyos, no te limites, recuerda que todo es perspectiva, debes informar cuando estás mal y con estrés, pero también tiene que decir aún más alto y claro, cuando eres feliz y algo te está saliendo bien.

¿Por qué deberías tomar este consejo?

Debes aplicarlo, para que así tus familiares vean que sí estás avanzando y que te ocurren cosas buenas y positivas; de esta forma ellos seguirán apoyándote y acompañándote con una mejor energía y disposición.

¿Acaso tú apoyarías a alguien que amas que siga en un lugar donde siempre le va mal? ¡No, verdad! Por eso, te digo que cuides lo que piensa tu familia de tu emprendimiento.

#7 Aprende a decir “No” sin sentirte culpable:

Y esto cuenta tanto en tu área de emprendimiento como en el familiar. Si asumes más trabajo, más compromisos familiares, más reuniones y juntas con clientes; ¿en qué momento tendrás una agenda organizada para cumplir con tus deberes?

Y esta no es una situación que mejore con el tiempo, a medida que tu emprendimiento vaya creciendo deberás ajustar tus prioridades porque se presentarán más ocasiones donde tendrás que tomar decisiones que no pondrán muy felices a las personas que tienes a tu alrededor, pero estoy segura que sabrás luego recompensarlos.

Sé que decir que “no” implica sentimientos que a veces no podemos controlar, pero deben existir prioridades y necesitas tener una buena organización para que todo pueda salirte en los plazos que tienes estimados.

Estos consejos son los primordiales a aplicar para poder equilibrar trabajo y familia cuando eres emprendedora, si tienes algún otro no dudes en compartirlo en los comentarios.

También te puede interesar: