Claves para empezar con buen pie tu negocio de coaching o desarrollo personal

Venta de más de mil euros: Estrategias definitivas (Parte 1)

Partiendo del hecho que te preparaste en una escuela de coaching o que estás a punto de certificarte como coach, quiero compartir contigo cinco claves que debes considerar al momento de iniciar tu negocio de coaching o desarrollo personal.

Imagino que son muchas las dudas que te asaltan cuando piensas en hacer de tu aprendizaje un negocio que te permita renumerarte ingresos, mi objetivo es orientarte para lograr de tu deseo de emprendimiento un logro.

Las siete claves más importantes a la hora de iniciar tu negocio de coaching o desarrollo personal

  1. Ten una mentalidad de éxito

Si posees todas las herramientas necesarias para iniciar tu propio negocio de coaching, pero tienes una mentalidad negativa debes transformar tu pensamiento. Reprograma tu mente reemplazando ese “es muy difícil o imposible” por un “sí puedo”.

  1. Establece lo que ofreces y a quién va dirigido

Decir soy coach no es suficiente, debes crear una estrategia dirigida al target que quieres atraer. Necesitas ser concreta y directa. Responde ¿a quién va orientado mi coaching? y crea una estrategia orientada a tus clientes potenciales.

  1. Invierte en ti

Estudiar en una escuela de coaching y obtener el certificado de coach es el primer paso de tu preparación, pero deberás adquirir constante conocimiento, mejorarlos y ponerlos en práctica para llegar a ser cada día mejor en el ámbito que estás desarrollando.

  1. Vende soluciones

Las personas que recurren a un coach enfrentan un problema que no pueden resolver o se les dificulta tomar decisiones. Al cliente no le importa el proceso que realizarás, quiere que le asegures que tienes soluciones para su conflicto.

  1. Define tu precio

No te dé miedo o vergüenza cobrar lo que tu trabajo vale. Generas confianza dándote valor. Puedes ofrecer descuentos y planes de pagos accesibles, pero no desestimes tu trabajo dando un precio inferior al que mereces.

  1. Sé autentica

La autenticidad es clave en un negocio de coaching. Mostrar a alguien que no eres supondrá un gasto de energía y te producirá frustración. Recuerda, estás construyendo tu imagen y una reputación que te seguirá en el desarrollo de tu negocio. Conectar con la gente es más fácil siendo auténtica.

  1. Aprende de otros

Tu propósito como coach es ayudar a otros a alcanzar sus objetivos. ¡Tú también tienes un objetivo, hacerte coach! Si quieres destacar, debes aprender de quien ya lo ha logrado. Puedes contratar un mentor especializado en el ámbito que deseas desarrollar y aprender de él. Busca a esas personas que se encuentren donde tú quieres estar y construye tu propio camino al éxito.

El coaching como emprendimiento ha crecido enormemente en los últimos años. Si deseas comenzar un negocio de desarrollo personal debes considerar cada uno de los elementos que enumeré antes para que inicies con buen pie.

Piensa positivo, esos profesionales que admiras han conseguido ser exitosos gracias a la experiencia que han adquirido a través del trabajo duro. No te rindas sin intentarlo.

También te puede interesar: