10 REGLAS PARA CREAR TU “BIG IDEA”

Se ha popularizado en el mercado hispano a lo largo de los últimos años el término “BIG IDEA”, ¿pero qué significa realmente? Por supuesto, podríamos quedarnos solo con el hecho de que traducido al español significa “gran idea” y que eso es todo, pero hacerlo sería un error que puede resultar en la pérdida de muchas horas, dinero y esfuerzo.

Una BIG IDEA es la base de varios proyectos que puedes implementar en tu negocio para brindarle los mejores servicios a tus clientes o para atraer a una audiencia específica hacia tu negocio digital. Si esta “gran idea” no está bien definida o no es la adecuada para ti, todo tu proyecto puede tambalearse y no llegar a brindarte los beneficios que esperas. Además, te aseguro por experiencia propia y de mis clientas emprendedoras que en el proceso desde el momento en el que te das cuenta de que te has equivocado de camino hasta el de que asumes que tienes que cambiar de estrategia, sueles perder muchas semanas.

Porque si bien es cierto que retroceder es de sabios, es igualmente cierto que admitir que has perdido tiempo, esfuerzo y dinero no es tarea fácil. Cada proyecto e idea es como nuestro bebé, lo trajimos al mundo de la nada y trabajamos en hacerlo crecer, y abandonarlo puede resultar desolador. Lo mismo pasa con las relaciones de pareja que no funcionan, en muchísimas ocasiones las alargamos mucho más de lo necesario porque nos cuesta aceptar que debemos dejarlo ir.

Construye la base de tu negocio online

Quiero asegurarme de que eliges bien tu GRAN IDEA de modo que puedas poner el 100% de tu energía en ello con el menor riesgo posible a tener que dar pasos atrás. Para ello voy a hablarte de las 10 reglas que te apoyarán en el camino del desarrollo de los cimientos de tu negocio, de esa BIG IDEA. Sin cumplir todas estas normas, la probabilidad de que fracases en tus objetivos aumentará, de modo que presta atención y toma nota.

1.- Una promesa

Debe de tratarse de una promesa única. En el marketing y el mundo online en general debes despedirte de la ambigüedad para siempre. Al definir la promesa de tu gran idea debes ser clara y concisa, porque es importante que sea algo simple de ser entendido sin necesidad de utilizar más de una explicación breve.

Es muy importante que no confundas la promesa con los beneficios, que pueden ser varios. La promesa es el punto central, la transformación que tu audiencia logrará con tu idea.

2.- Específica

De nuevo, si quieres asegurarte de que tu BIG IDEA es la idónea, debes especificar tanto cuanto puedas y procurar el punto de más interés de tu audiencia para poder crear una base sólida. Para esto es importante el trabajo previo, es decir: preguntar a tu comunidad y tener clarísimo a tu cliente ideal, quién es, qué problemas tiene y qué necesita.

3.- Converge de una historia

¿Qué te inspiró para llegar a ella? ¿Cuál fue tu motivación? La historia detrás del descubrimiento de la BIG IDEA es una parte muy importante a la hora de exponerla al mundo. Quizás descubriste un libro, un mentor, una novedad en el mercado, un descubrimiento científico… no importa.

Lo que sí importa es que puedas comunicarlo y que la historia lleve a una conclusión clara y definida. Si quieres saber más acerca de cómo puedes comunicarte de una manera efectiva y que mantenga la atención del lector, lee este artículo acerca del Storytelling haciendo clic aquí.

4.- Conduce a una conclusión

La BIG IDEA conduce a un punto claro, al pensamiento que quieres transmitir en tu audiencia y que, si has tenido en cuenta sus necesidades como bien hemos comentado en el segundo punto de esta lista, probablemente ya estaba ahí. El trabajo de tu historia y de la gran idea es el de ratificar que esas dudas que previamente el lector tenía en su cabeza, son reales y tienen solución.

5.- Se enfoca en una emoción

Las personas rara vez toman decisiones motivadas por motivos lógicos. Quizás estos terminen siendo factores determinantes, pero en un principio lo que realmente impulsa a alguien a moverse y a realizar un cambio son las emociones. Aunque te recomiendo que tu BIG IDEA apele a las emociones primarias de tu audiencia (estas son las que surgen en cada uno de nosotros de manera automática y primal), también puedes utilizar la estimulación de las secundarias, que no son más que el resultado de dos o más de las anteriores.

Emociones primarias:

  • Alegría
  • Sorpresa
  • Asco
  • Tristeza
  • Miedo

Emociones secundarias:

  • Amor
  • Deseo
  • Desesperación
  • Miedo
  • Envidia
  • Orgullo
  • Vergüenza
  • Optimismo
  • Vanidad
  • Venganza
  • Alivio
  • Esperanza

Es importante que tu BIG IDEA se enfoque en una de estas emociones. Ya sabes que necesitas ser específica con tu idea, y eso supone que también debas ser específica con la emoción que quieres despertar en tu lector o a la que quieres apelar.

Construye la base de tu negocio online con una BIG IDEA

6.- Debe ser nueva y única

Todo lo nuevo es valorizado de una manera mucho más alta que lo repetido. El ser humano está hecho para la adaptación y la supervivencia, y esto es algo que podemos utilizar para nuestro negocio y nuestra BIG IDEA. El cerebro está atento a los nuevos estímulos para tenerlos en cuenta como posibles riesgos, en cambio, algo que ya ha visto con anterioridad (y que por supuesto no es dañino para su supervivencia) será desestimado porque ha sido considerado como seguro.

Para ponerlo en términos más sencillos, imagina que llegas a tu casa después del trabajo o de dar un paseo. Es un día normal y tranquilo, de modo que no te molestas en fijarte dónde están las mesas, las sillas o la televisión porque todo está en su lugar correspondiente y exactamente donde lo dejaste. En cambio, si al entrar por la puerta principal te encontraras una silla tirada en el piso o una ventana rota, estarías alerta y buscarías más datos para intentar averiguar si hay alguien en la casa o qué ha sucedido, ¿verdad?

Exactamente lo mismo pasa cuando las personas hacen scroll en Instagram, por ejemplo, o busca vídeos de Youtube. Si eres uno más entre cincuenta, no se parará a leer lo que ofreces, por maravilloso que sea.

En resumen, copiar y hacer siempre lo mismo no es eficaz para nuestro negocio porque aquello que ya es conocido, no es interesante. Innovar es una estrategia arriesgada, pero que conlleva a muchos más beneficios si la idea es buena y llevada a cabo con las estrategias adecuadas.

7.- Debe ser percibida como actual

Yendo un pasito más allá en cuanto al hecho de que tu idea debe ser única y novedosa, asegúrate de que tu BIG IDEA sea algo actual, reciente o que está a punto de suceder. Nunca utilices algo del pasado o antiguo, busca cubrir las necesidades actuales de tu cliente, no las que tuvo el año pasado.

8.- Debe captar la atención

Volvemos a utilizar los mecanismos del cerebro en nuestro beneficio. Igual que las polillas se dirigen a la luz, nosotras debemos utilizar metodologías e ideas que sean cautivantes y llamen la atención para que no sean pasadas por alto. Recuerda que no queremos ser parte de las publicaciones que se pierden en el scroll diario de nuestra audiencia.

9.- Entendida inmediatamente

La idea debe ser, ante todo, simple y precisa para que sea fácil que la persona al otro lado la comprenda al momento. Si en la mente de la persona a quien le contamos nuestra BIG IDEA quedan dudas, es que todavía no hemos encontrado las palabras o que, directamente, no la hemos definido y simplificado lo suficiente.

No utilices palabras ni términos técnicos ni muy sofisticados para tu audiencia. Usa analogías y ejemplos simples de su día a día para que el mensaje sea simple y directo, de manera que conectes con tu cliente ideal. Comunícate con frases cortas y sencillas que desafíen la imaginación del lector, la simplicidad genera confianza y conseguir que visualicen lo que les presentas hará que conecten muchísimo más contigo y tu mensaje.

10.- La regla del 1

Elige. Es necesario que estés a una en todo momento y no te vayas por las ramas intentando acaparar más de lo necesario. Para construir una casa, necesitas una base de cimientos, no dos ni tres. Un exceso de opciones elegidas puede ser tan perjudicial para tu negocio online como la ausencia de ellas.

Tienes que enfocarte en UNA idea, UNA emoción, UNA promesa, UNA historia, UNA cosa que tu audiencia debe pensar y UNA conclusión.

La BIG IDEA siempre será un gran valor que le ofreces a tu audiencia y que creas de manera exclusiva para ellos. Por eso, si tienes en cuenta todas estas reglas y los problemas y necesidades que tiene tu cliente ideal, no solo serás capaz de compartir y comunicar tu idea sin problema, sino que será recibida con los brazos abiertos.

También te puede interesar: